¿Quieres recibir las publicaciones de TBCP en tu correo?

Encuentra lo que estás buscando

Cargando...

texturas II: mapas de desplazamiento

Empezamos con la segunda parte de este tutorial que nos enseñará uno de los varios procesos a través de los cuales podremos incorporar con éxito texturas a nuestras fotografías.
Hoy veremos qué son los mapas de desplazamiento, para qué sirven y cómo se utilizan.

Partimos de la base de que ya tenemos nuestra fotografía principal, que ya la hemos trabajado por zonas y le hemos dado la edición «básica» en el sentido de que si, por ejemplo queremos darle un blanco y negro posterior como va a ser el caso del ejemplo que emplearemos, lo hagamos ya con la textura y los pinceles implementados. De esta manera le daremos un aspecto homogéneo que dificilmente podremos conseguir si procesamos imagen base y textura por separado. Aunque es algo que también se puede hacer y de hecho, en algunos casos es lo indicado.

Estas son la imagen y textura con las que vamos a trabajar:



El filtro DESPLAZAMIENTO que podréis encontrar en photoshop siguiendo la ruta: FILTRO>DISTORSION>DESPLAZAR, permite producir fuertes distorsiones en la imagen seleccionada y es por esta razón que son de gran utilidad para generar patrones de textura.

El mapa de desplazamiento lo construiremos a partir de la fotografía. Vamos a convertirla a un blanco y negro muy contrastado para marcar bien las sombras y las luces. Después de hacer esta conversión, guardaremos el resultado en formato *.PSD para más adelante, recuperarlo y aplicarlo sobre la textura.

¿Cómo vamos a hacer esta conversión de la que os hablo? Muy fácil, con el MEZCLADOR DE CANALES.  El mezclador de canales es una herramienta que muchos editores y fotógrafos utilizan para realizar conversiones a blanco y negro, y si bien mi método preferido sigue siendo el Color Lab, tengo que decir que el mezclador de canales es también una buena opción.
En realidad, si le ponéis imaginación, podéis crear mapas de desplazamiento con la herramienta que queráis, siempre y cuando el resultado sea siempre el mismo: alto contraste.

Editamos nuestra fotografía normalmente. En este caso, el ejemplo lleva cuatro capas de ajuste de niveles: una para el cielo, otra para el paisaje, la tercera para la paja en primer plano y la cuarta y última para la modelo. Además, previamente se han realizado retoques para eliminar alguna mancha o granito en la piel y también se ha clonado una costura del vestido.

Comenzamos a crear nuestro mapa de desplazamiento y después de haber duplicado nuestro capa fondo, nos vamos a IMAGEN>AJUSTES>MEZCLADOR DE CANALES.


En este punto, se abrirá un cuadro de diálogo como el siguente:



Veréis, que desplegando la pestaña superior aparecen una serie de ajustes preestablecidos para blanco y negro. Elegimos el blanco y negro con filtro azul porque es el que más contraste nos ofrece. También podéis hacerlo a medida, utilizando vuestros propios valores, pero para eso no debéis olvidar de marcar la casilla monocromo. Una vez que tengáis un patrón personalizado que os guste, podéis guardarlo para después cargarlo cuantas veces querais haciendo clic en el desplegable que rodeo con un círculo rojo en la imagen superior.




Observaréis que el resultado es un poco extremo, pero tranquilos, lo que buscamos ahora no es el blanco y negro sino el mapa de desplazamiento que guardaremos a continuación siguiendo la ruta: ARCHIVO>GUARDAR COMO. Llamáis al archivo «mapa de desplazamiento» y os aseguráis que lo guardáis en formato *.pds y en un lugar de fácil recuperación, como por ejemplo el escritorio. También podéis crear dentro de vuestra carpeta de texturas otra que contenga los mapas de desplazamiento.

Bien, una vez guardado este archivo, deshacemos el paso del MEZCLADOR DE CANALES y volvemos a la fotografía inicial. Es el momento de abrir el archivo con nuestra textura. En este caso vamos a usar la última que tenemos en el blog que se llama «scrawled insomnia»
Abrimos el archivo y lo arrastramos sobre nuestra fotografía.


Maximizamos la ventanta de la izquierda, donde vamos a trabajar ambas capas, base y textura. Una vez que con la herramienta «mover» hayamos acoplado el tamaño de la imagen y la textura es cuando vamos a utilizar el mapa de desplazamiento que previamente hemos guardado.
Seguimos la ruta FILTRO>DISTORSIONAR>DESPLAZAR


Veréis que se abre un cuadro de diálogo como este:


Tanto en la escala horizontal como vertical podéis escoger los valores que más os interesen, cuanto más elevado sea el valor, más extremos serán los resultados. Como siempre os recomiendo que experimentéis con diferentes valores y observéis cual es el que mejor le va a vuestras fotografías y texturas en cada momento. Tal vez sí merecería la pena aumentar los dos valores por encima de 10 si fuera un primer plano, por ejemplo, pero en este caso de retrato con paisaje no vamos a darle mucha intensidad al efecto porque no lo necesitamos.
Pulsamos OK y veremos que se abre otro cuadro de diálogo en el que se nos pedirá que cargemos el archivo «mapa de desplazamiento». Lo buscamos, lo seleccionamos y pulsamos ABRIR.


Automáticamente, veréis Como la textura se deforma siguiendo el patron del mapa de desplazamiento y acoplandose a la imagen. Ya hemos hecho lo más dificil; ahora sólo queda elegir un modo de fusión de la textura, así como la opacidad de la misma y su relleno. Recordad que en la primera parte de este tutorial, explicamos paso a paso cuales son los distintos efectos que se consiguen con cada modo de fusión de capas.

En este caso he escogido la opción «superponer», que superpone la textura o imagen de fusión en la base, multiplicando o tramando los colores dependiendo del color de ésta y conservando sus resaltados y las sombras del color base. Como sabemos que la  fusión con un 50% de gris no tiene efecto, la dejamos en 100% para destacar más los contrastes de sombra y luz.

 Este es el resultado:




Ahora, vamos a añadirle a la textura una máscara y en ella, con un pincel negro y difuminado, vamos a ir pintando con cuidado en las zonas en las que no queramos que aparezca la textura. Voy a borrarla suavemente de la piel, cara y pelo de la modelo:





Con esto hemos acabado por hoy, en el próximo tutorial os enseñaré como construir vuestros propios pinceles y darles forma a través de la herramienta TRANSFORMACIÓN LIBRE para decorar la textura con partituras y notas musicales hasta llegar de nuestro resultado de hoy al final:


0 comentarios: